Periodontitis. Tipos y síntomas.

Clínica dental en Mieres

Hoy en día, al hablar de salud bucodental, cada vez es más común conocer a alguien que sufre trastorno de encías.

Uno de los transtornos más habituales, es la periodontitis, también conocida como enfermedad periodontal o piorrea. Se trata de una enfermedad infecciosa crónica que afecta al periodonto, es decir, al tejido que rodea los dientes. Este término, proviene de los vocablos “peri” que significa alrededor, “odont” que significa diente “itis” que significa inflamación.

Esta infección en las encías, daña el tejido blanco y destruye el hueso que sostiene los dientes, llegando a provocar el aflojamiento o pérdida de éstos.

Alrededor de un 58% de la población padece esta enfermedad, y muchas veces, sin ser conscientes de ello, ya que en ocasiones, no presenta dolor ni señales de alerta visibles, evolucionando lentamente y de manera silenciosa. Esta afección compromete las encías y puede llegar a ser grave si no se trata adecuadamente.

Como expertos en salud bucodental, en nuestra Clínica Dental en Mieres sabemos que los primeros síntomas de este tipo de trastorno son el sangrado en las encías o su decoloramiento. Esto provoca que las encías se separen de los dientes creando bolsas o espacios que se infectan activando las defensas del cuerpo. En su conjunto, provoca la destrucción de las encías y un posterior ataque al diente. Cuando éstos pierden el soporte que los mantiene (hueso) se produce una movilidad o incluso la caída de los mismos. En personas adultas, esta enfermedad es el primer motivo de la caída de los dientes.

La causa principal de esta enfermedad son las bacterias contenidas en los restos de comida y componentes de saliva que con el paso del tiempo, se van acomodando en la placa dental. Las bacterias y gérmenes se multiplican formando una capa entre los dientes y encías, liberando ácido y toxinas que causan la inflamación alrededor del diente.

En general, este trastorno es producido por una mala higiene bucal, pero pese a todo, puede prevenirse en gran medida. Desde nuestra Clínica Dental en Mieres, recomendamos cepillarse los dientes al menos dos veces al día, además del uso del hilo dental y la realización de controles dentales periódicos para reducir las posibilidades de contraerla.

Uno de los principales signos que alertan de lo que puede estar pasando, es el sangrado de encías o su enrojecimiento, ya sea durante el cepillado o sin él. Pero además, puede haber:

– Encías sensibles al tacto
– Encías inflamadas o hinchadas
– Encías de color rojo brillante o morado
– Mal aliento
– Encías que se retraen de los dientes haciendo que éstos se vean más largos
– Dolor al masticar
– Dientes flojos o movilidad
– Aparición de flemones
– Sensibilidad dental al frío o calor

Podríamos clasificar los tipos de periodontitis de la siguiente manera:

Periodontitis crónica: La más común en la población. Suele ser de evolución lenta, destruye las encías y huesos, llegando a una pérdida del diente si no se trata de manera adecuada.

Periodontitis progresiva: Afecta a un pequeño número de personas. Comienza en la infancia o edad adulta. Se produce en personas sanas y de manera abrupta, con una progresión rápida de la pérdida del diente. Se diferencia de la crónica en su rápido avance y destrucción de los tejidos.

Periodontitis necrosante: Se produce necrosis en los ligamentos y huesos del diente, provocando una infección grave. En general, se presenta en personas con un sistema inmunológico deprimido, como pacientes con VIH, mala nutrición…

En nuestra Clínica Dental en Mieres ¡queremos ayudarte! Ponte en contacto con nosotros y pide ya tu cita.