¿Es necesario dejar de fumar para ponerse un implante dental?Clinica Dental en Mieres Covallina

¿Es necesario dejar de fumar para ponerse un implante dental?

¿Es necesario dejar de fumar para ponerse un implante dental? Tu clínica dental en Mieres.

Los implantes dentales son la alternativa más segura y eficaz para solucionar la pérdida de una pieza dental. Se trata de una raíz artificial creada en titanio o zirconio que se inserta en el hueso del maxilar superior o inferior para, más tarde, incorporar una prótesis dental lo más parecida posible al diente perdido.

Los implantes están especialmente pensados para mejorar la calidad de vida de los pacientes, tanto a nivel estético como en lo referente a higiene y salud bucodental, portando infinidad de ventajas.

¿Se puede fumar y llevar un implante?

El tabaco es la causa principal de mortalidad a nivel mundial, afectando a distintos órganos y al sistema respiratorio de nuestro cuerpo, siendo el causante de varias enfermedades cardiovasculares, respiratorias y del cáncer.

Pese a que la mayor parte de la población es consciente de los riesgos para la salud que conlleva el tabaquismo, son numerosos los pacientes que acuden a nuestra clínica deseosos de hacerse un implante, pero sin ningún interés de dejar de fumar.

Los componentes del tabaco contribuyen a que el cuerpo tenga una menor resistencia a la inflamación e infección, y que el proceso de cicatrización de las heridas sea más lento y difícil debió a que se trata de un vasoconstrictor.

Uno de los riesgos claros para el fumador es el de contraer infecciones en la cavidad oral, como consecuencia de higiene bucodental. Además, puede afecta a la osteointegración, es decir, a la unión entre el implante dental y el hueso que sirve como anclaje, así como la duración del mismo, pudiendo reducirla de manera significativa.

Por esto, como dentista en Mieres, recomendamos que los pacientes fumadores dejen de fumar, al menos dos semanas antes de someterse a la intervención de forma que pueda mejorar la circulación sanguínea y la creación de plaquetas. A parte, hemos observado que, si se continúa sin fumar durante las semanas siguientes a la colocación del implante, mientras esté cicatrizando, las heridas responderán de una manera mucho más adecuada.

El tabaco aumenta el riesgo de rechazo del implante

Desde la Clínica Dental Covallina, tu dentista en Mieres, recordamos que no está prohibido fumar antes o después de la intervención, sin embargo, nuestros pacientes fumadores deben de tener en cuenta que es muy recomendable dejar de fumar y que el resultado no es igual para pacientes que fuman y que no fuman.Los fumadores tienen unas probabilidades más altas de que en la intervención puedan aparecer complicaciones.

En conclusión, el tabaco no representa una contraindicación a la hora de querer colocar un implante dental, pero si es un obstáculo para que la operación salga lo mejor posible.

En nuestra clínica dental en Mieres trabajamos con personal especializado en implantes dentales que llevarán tu caso de forma personalizada. Ponte en contacto con nosotros y solicita tu cita previa sin compromiso.